martes 23 de julio de 2024 - Edición Nº2057

Deportes | 21 jun 2024

Arrancó la Copa América 2024

Debut desbloqueado: Argentina puso primera en el sueño americano

Desde que la dirige Scaloni, la selección nunca había podido ganar el primer partido de un torneo. Fue 2-0 ante Canadá, con goles de Julián Álvarez y Lautaro Martínez. Messi se lució desde los pases. El próximo partido por el grupo A, el martes, frente a Chile.


Por: Roberto Parrottino

Foto: CHARLY TRIBALLEAU AFP

Los inicios de los torneos le suelen costar a la selección argentina desde que el entrenador es Lionel Scaloni. No había ganado en la Copa América 2019 ni 2021, ambas en Brasil. Tampoco en el Mundial de Qatar 2022. Ya es pasado. Le costó un poco en el inicio de la Copa América de Estados Unidos 2024, pero la selección campeona del mundo y defensora del título “trabajó” el partido y le ganó 2-0 a Canadá, con un gol de Julián Álvarez y otro de Lautaro Martínez en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta, la ciudad en la que nació Martin Luther King, el defensor de los derechos civiles que dijo: “I have a dream”. En el Día de la Bandera, Argentina también tiene un sueño. Un sueño americano.

En un terreno de juego que Scaloni y los futbolistas argentinos calificaron de “desastroso”, y después de la inauguración de la Copa América con el sermón de pastores evangélicos, la selección jugó un partido de menor a mayor. Animada de entrada, Canadá le intentó disputar la pelota y se adelantó en el campo para cerrarle los caminos internos. De ahí que la Argentina se repitiera en pelotas largas a los espacios detrás de la última línea rival. Ángel Di María tuvo una corrida en solitario a los ocho minutos. Lionel Messi, otros dos mano a mano a campo traviesa, a los 64 y a los 78, que intentó definir con pinchaditas. Out.

En un “mal” partido de Messi, metió un pase gol -a Lautaro- y medio, porque antes del toque a la red de Julián la desvió Alexis Mac Allister. “Malo” porque marró esos mano a mano. Pero Messi se lució desde los pases profundos, y nunca juega mal, como dijo alguna vez Pep Guardiola, aunque este lunes cumpla 37 añosMessi es Messi.

Con el partido sin goles, el Dibu Martínez ratificó con un atajadón tras un cabezazo de Stephen Eustáquio sobre el final del primer tiempo que es uno de los mejores arqueros del mundo (hasta transformó salidas desde el arco en pases de gol, porque Scaloni insistía desde el banco con lanzar largo). Lautaro definió a los 87 entre las piernas de Maxime Crépeau, que terminó en el piso, como un papel.

Acaso lo más flojo de la selección hayan sido los flancos de los laterales (Nahuel Molina-Marcos Acuña), quienes sufrieron repetidos desbordes. Y algunas pérdidas en la salida en el segundo tiempo después de sacar la ventaja. En la defensa, Cuti Romero, con dos pelotas seguidas que ganó trabando, se erigió como un mariscal (y no de campo).

En un Mercedes-Benz Stadium lleno, con 70 mil espectadores, con hinchas argentinos pero también con otros hinchas latinoamericanos de la selección -de Guatemala, de El Salvador, de Honduras, de Nicaragua, de Costa Rica, cuyas banderas llevan el celeste o el azul en honor al corsario franco-argentino Hippolyte Bouchard, quien combatió a los españoles en Centroamérica en el siglo XIX-, Messi, el corsario de Scaloni que juega su séptima Copa América, se convirtió además en el futbolista con más partidos en la historia del torneo: ya son 35.

La próxima parada en la Ruta 40 de la selección será el martes ante Chile, a las 22 en el MetLife Stadium de Nueva Jersey (y cerrará el grupo A el sábado, a las 21, en el Hard Rock de Miami). En Estados Unidos, a 30 años del “me cortaron las piernas” de Diego Maradona, la Argentina, un equipo serio, fue superior a Canadá en el debut. Lo desbloqueó. Y puso primera.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias