viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº1906

Deportes | 21 dic 2023

Europa, Nuevamente se lanza la Superliga de F

Se relanzó la Superliga, el torneo de las potencias del fútbol que tiene en vilo a Europa

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) emitió este jueves un dictamen clave que podría cambiar el futuro del fútbol europeo. El nuevo proyecto busca modernizar las competencias continentales actuales.


Por: Redacción Central

La Super Liga; Una reforma absoluta al fútbol europeo.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) emitió este jueves un dictamen clave que podría cambiar el futuro del fútbol europeo. En el centro de la disputa se encuentra la controvertida creación del proyecto de la Superliga europea y si este representa una amenaza para la posición de la UEFA y la FIFA como organizadoras exclusivas de competiciones continentales.

 

El proyecto de la Superliga, anunciado inicialmente en abril de 2021 por una docena de prominentes clubes de España, Inglaterra e Italia, busca establecer una competición privada que asegurase la participación de equipos de alto perfil y de prestigio internacional de manera más regular que los actuales torneos continentales. Sin embargo, la reacción adversa de la UEFA, comandada por Aleksandr Ceferin, y de la FIFA de Gianni Infantino, así como el rechazo por parte de distintos sectores como las federaciones nacionales, la Asociación Europea de Clubes (ECA), varios gobiernos y la Comisión Europea, provocó un éxodo masivo y la desvinculación de la mayoría de los equipos que apoyaban la iniciativa.

Como resultado, muchos de los clubes que inicialmente habían respaldado la Superliga, entre ellos Atlético de Madrid, Manchester City, Manchester United, Arsenal, Chelsea, Liverpool, Tottenham, Juventus, Inter de Milán y Milán, se retiraron del proyecto. Por otro lado, tras el comunicado de Juventus de Turín en junio pasado sobre su abandono en trámites, solo Real Madrid y FC Barcelona continúan impulsando este nuevo torneo.

Los promotores de la Superliga defienden que su propuesta es una liga europea abierta basada exclusivamente en el mérito deportivo, incluyendo varias divisiones y entre 60 y 80 clubes participantes. Además, prometen un mínimo de 14 partidos europeos garantizados por club. La visión de este grupo es que el modelo actual de gobernanza del fútbol europeo, administrado por la UEFA y respaldado por la FIFA, actúa en calidad de monopolio y restringe la competencia y la innovación dentro del deporte. Según detalló el Partidazo de COPE, en concreto serían 3 divisiones (Star, Gold y Blue) con ascensos y descensos. Los duelos serán siete de local y siete de visitante y tendrá una fase de liga y otra de eliminatoria.

La primera reacción, casi inmediata después de la resolución judicial, fue del presidente del Real Madrid Florentino Pérez, quien grabó un extenso video sobre el tema: “Desde Real Madrid acogemos con enorme satisfacción la decisión que ha adoptado el TJUE que es el encargado de garantizar nuestros principios, valores y libertades. En los próximos días estudiaremos con detenimiento el alcance de esta resolución. Pero sí les anticipo dos conclusiones de gran trascendencia: en primer lugar, el fútbol europeo de clubes no es ni será nunca más un monopolio. Y en segundo lugar, que desde hoy los clubes serán los dueños de su destino”.

“Los clubes vemos plenamente reconocido nuestro derecho a proponer e impulsar competiciones europeas que modernicen nuestro deporte y atraigan a aficionados de todo el mundo. Volvió a triunfar la Europa de las libertades. Frente a las presiones que hemos recibido durante más de dos años, se imponen el derecho, la razón y la libertad. Real Madrid seguirá trabajando por el bien del fútbol”, agregó Pérez.

El histórico mandatario del Merengue pareció dejar en claro que detrás del nacimiento de la Superliga se ubica algo mucho más fuerte que un nuevo torneo competitivo: “Seguiremos defendiendo un proyecto moderno, plenamente compatible con las competiciones nacionales, abierto a todos, basado en el mérito deportivo y que impondrá de forma efectiva el respeto al fair play financiero. Lo haremos pese a las campañas que hemos sufrido y que sin duda se intensificarán desde el día de hoy, pero nadie dijo que poner fin a un monopolio después de tantas décadas fuera sencillo”.

LOS 10 PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE LA NUEVA SUPERLIGA EUROPEA DE CLUBES

1. Competiciones abiertas basadas en el mérito deportivo (El sistema de clasificación debería ser abierto, basado en el desempeño en competiciones nacionales)

2. Competiciones nacionales: los cimientos del fútbol (Cada club participante de la superliga continuará en paralelo con sus competiciones y torneos nacionales, tal y como hacen en la actualidad)

3. Mejorar la competitividad con recursos estables y sostenibles (no cabe duda de que la estabilidad financiera de los clubes se incrementaría notablemente si se les garantiza un mínimo de 14 partidos por temporada)

4. No inflará el actual calendario de partidos

5. Independencia organizativa y financiera de los cuerpos reguladores existentes como UEFA y FIFA (Los clubes se encargarían de generar y administrar sus propios ingresos)

6. Cautivar al público juvenil con una oferta constante de partidos de alto calibre a lo largo de todo el año.

7. Mejora de la infraestructura de los estadios y la experiencia de los aficionados que se desplazan para seguir a sus equipos en competiciones lejos de casa.

8. Impulsar el crecimiento y la inversión en el ámbito del fútbol femenino, con miras a una mayor igualdad y visibilidad en el deporte.

9. Destinar una suma de 400 millones de euros anuales para ser distribuidos entre los clubes que no forman parte del torneo, así como a proyectos de índole social.

10. Toda su operación se regirá bajo los valores y las regulaciones establecidas por la Unión Europea

La estructura de la competición propondría un inicio en el mes de agosto, dividiendo a los equipos participantes en dos grupos compuestos por diez clubes cada uno, donde se enfrentarán entre sí en partidos de ida y vuelta. Los tres mejores clasificados de cada agrupación asegurarán su lugar directamente en la ronda de cuartos de final.

Por su parte, los ocupantes de la cuarta y quinta posiciones no estarán todavía fuera de la carrera, ya que disputarán un playoff adicional a doble partido para optar por un puesto en la siguiente fase. La competición avanzará con playoffs a doble partido a partir de cuartos de final, encaminando a los equipos hacia la ansiada final, la cual está programada para jugarse en una sola instancia decisiva hacia finales de mayo.

En el fondo de esta batalla legal y deportiva está el dictamen público ofrecido por el abogado general del TJUE, Athanasios Rantos, en diciembre del año pasado, en el cual señalaba que ni la UEFA ni la FIFA habían abusado de su posición dominante al intentar bloquear la Superliga y amenazar con sanciones a los clubes que se adhirieren a ella.

En este complejo escenario, el mundo del fútbol se mantiene a la expectativa de la resolución del TJUE, que tiene la potestad de redefinir el paisaje del fútbol profesional a nivel continental. Si el dictamen favorece a los promotores de la Superliga, se abriría la puerta a un nuevo modelo de competición que podría coexistir o incluso competir directamente con los torneos establecidos, como la Liga de Campeones y la Europa League.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias