viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº1906

Derechos Humanos | 29 ene 2024

No es Solo el Nombre de Una Plaza

Organizaciones de DDHH Y Sociales Rechazan el la Junta Municipal,

Organizaciones de la sociedad civil de Derechos Humanos como de partidos políticos presentan esta mañana una nota en la junta municipal de Asunción en rechazo a la nota presentada por el Defensor Vecinal Oscar David Rodríguez, el cual solicitó a la junta municipal de la capital; el cambio de nombre de la plaza "Carmen de Lara Castro" Ubicada sobre la Av. De la Victoria, del barrio San Pablo.


Por: Redacción Central

Organizaciones de la sociedad civil de Derechos Humanos como de partidos políticos presentan esta mañana una nota en la junta municipal de Asunción en rechazo  a la nota presentada por el Defensor Vecinal Oscar David Rodríguez, el cual solicitó a la junta municipal de la capital; el cambio de nombre de la plaza "Carmen de Lara Castro" Ubicada sobre la Av. De la Victoria, del barrio San Pablo.

Señores Concejales

Municipalidad de Asunción

De nuestra mayor consideración:

Los abajo firmantes, representantes de organizaciones de derechos humanos, sociales y de partidos políticos consideramos que la idea del cambio de nombre de la plaza “Coca de Lara Castro”, ubicada en el barrio San Pablo de Asunción, no debería tener curso en el tratamiento de la propuesta, por los mismos argumentos que en su momento sirvieron para que se defina con ese nombre a la plaza mencionada. En la historia política de los últimos 50 años, el nombre de doña Coca figura entre los más importantes, porque ha sabido implementar en su militancia los conceptos de la solidaridad, la honradez y la lucha por la democracia y la participación. En los años de la dictadura, donde se planteaba como los valores principales el mbarete, la corrupción, el individualismo egoísta, la presencia de doña Coca –justamente- mostraba todo lo contrario con la asistencia que realizó a la gran mayoría de los presos políticos sin diferenciar su condición partidaria, a su larga militancia política dentro del liberalismo y a su capacidad de aglutinar a ciudadanos en la defensa de los derechos humanos.

Cuando hablamos de la defensa de los principios de los derechos humanos, tenemos la presencia de doña Coca que ya en el año 1967 fue la principal protagonista –junto al profesor Luis Alfonso Reck, Carlos Alberto González y otros-, dando nacimiento a la Comisión Nacional de Defensa de los Derechos Humanos. Este hecho que sirvió para que en adelante, las familias campesinas, de los trabajadores y de los dirigentes políticos, afectados por las detenciones de sus familiares, tengan un espacio para realizar sus denuncias y así poder salvar algunas vidas y acortar los años de prisión de muchos de los luchadores. La voluntad de doña Coca hizo posible que los jóvenes de aquellos años también sigan sus pasos y conformaran los que se conoció como la Juventud Paraguaya por los Derechos Humanos, que llegó a realizar un sinfín de actividades, siempre con el objetivo de crear conciencia en la ciudadanía sobre la importancia del respeto a los derechos humanos. A nivel internacional, doña Coca siempre fue reconocida como una de la más infatigable luchadora por un Estado de Derecho. En el Parlamento se la conoció no solamente presentando proyectos que sirvan de base para alcanzar mejores condiciones democráticas, sino también para demostrar que en el medio de la corrupción también es posible la decencia y la honestidad. Por todos estos valores es que consideramos que el nombre de ella en esa plaza es un paso de reivindicación a su militancia y a su posición de luchadora.

Creemos que existe un interés oculto de los que plantean este cambio con el objetivo de dejarnos sin memoria. Hoy es el cambio del nombre de esta plaza, mañana podrá ser otras acciones que busca hacernos olvidar o intentar dejarnos sin la historia de nuestros luchadores. La idea final es la reivindicación de aquellos treinta y cinco años de dictadura.

Entonces consideramos que cambiar el nombre es un agresivo atropello para quienes, en su momento pusieron en juego su vida al luchar contra aquellas formas violenta de ejercer el derecho a la política. Creemos que este oportunismo político de los proyectistas simplemente busca ganarse algunos puntos con los mandamases de turno y hacer méritos para ser reconocidos en la marcha ascendente a las que están acostumbrados, en esa militancia política que deja de lados valores innegociables para reemplazarlos por la cuenta bancaria o por los nuevos cargos a ocupar.

Planteamos organizar una serie de actividades para que los vecinos, sobre todo los jóvenes, conozcan la trayectoria de doña Coca, de sus principios políticos y de su militancia social. Creemos que esta situación actual puede motivar darle mayores fuerzas a la recuperación de nuestra memoria y de las luchas sociales que se desarrollaron en el país en los últimos años.

Sin otro particular

Firmas

Grupo Memoria                    Coodelucha             Codehupy                 CERPAG

JRF                PRF                SPP               Otros Individualidades

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias