viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº1906

Economía | 7 feb 2024

Brasil; Desarrollo de la Bioeconomía.

Primer envío de fibra de cáscara de castaña de las comunidades de Lábrea a la industria de Manaos

Brasil tiene un gran potencial para el desarrollo de la bioeconomía en la Amazonia, no sólo por la riqueza natural de la región, sino también por los productos y la investigación científica que ya se están produciendo en el territorio.


Por: Agencia InnContext

Primer envío de fibra de cáscara de castaña de las comunidades de Lábrea a la industria de Manaos
 

Brasil tiene un gran potencial para el desarrollo de la bioeconomía en la Amazonia, no sólo por la riqueza natural de la región, sino también por los productos y la investigación científica que ya se están produciendo en el territorio.

World-Transforming Technologies (WTT)  lleva adelante un proyecto de bioplásticos en la región de Manaos. El producto se elabora a partir de residuos de castaña.

La iniciativa surgió cuando WTT, a través de una asociación con IDESAM (una ONG ubicada en Manaus), investigaba tanto del protagonismo de los plásticos en la zona industrial de la ciudad, como las soluciones que pudieran responder a los retos socioambientales generados por el uso de plásticos petroquímicos. En 2021, WTT documentó este proceso en la publicación "Los futuros de los bioplásticos tienen sus raíces en la Amazonia". Allí presentó el mapeo de la producción científica y explicó por qué se están desarrollando los bioplásticos.

El proyecto está liderado por WTT, con el apoyo financiero del Fondo JBS para la Amazonía y del Programa Prioritario en Bioeconomía (PPBIO), política pública de la Superintendencia de la Zona Franca de Manaos (Suframa), coordinada por el Instituto de Conservación y Desarrollo Sostenible de Amazonas (Idesam). La Universidad Estatal de Amazonas con investigadores invitados de otras universidades, se encarga de la parte de I+D del proyecto, mientras que Tutiplast es el socio comercial del proyecto. ASPACS trabaja con las comunidades implicadas en la recolección de cáscara de castaña.

Las diferentes organizaciones trabajan para desarrollar el primer bioplástico fabricado a partir de la cáscara de la castaña e insertarlo en la dinámica industrial del Polo de Manaos para ofrecer a la industria una alternativa al uso de plásticos totalmente petroquímicos. El material de la castaña de Brasil se recoge en comunidades del municipio de Lábrea, donde se somete a un primer tratamiento, y luego va a Manaos, donde, ya en la industria, se transforma en el material que compone el bioplástico. La investigación y el desarrollo de este material fueron llevados a cabo por científicos de distintas universidades brasileñas, bajo la dirección de la Universidad Estatal de Amazonas.

"Es en esta colaboración entre científicos extraordinarios, comunidades e industria donde reside la magia del proyecto. Se trata de personas con competencias y atribuciones complementarias, unidas por un objetivo compartido: generar un impacto positivo para la población del Amazonas y para el medio ambiente", explica André Wongtschowski, director de Innovación de WTT.

Recientemente, se realizó un primer acuerdo comercial concreto, que proporciona a la industria una importante alternativa a los materiales de origen enteramente petroquímico y repercute positivamente en las comunidades amazónicas implicadas en el proceso de recogida e inicial transformación del producto. Ya se envió la primera remesa de 500 kg de fibra de cáscara de castaña de Lábrea a Manaos, en Amazonas. Está previsto enviar otras dos remesas de 500 kg entre febrero y marzo.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias