viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº1906

Internacionales | 13 feb 2024

EEUU; Interna Republicana

La OTAN le pone los puntos a Trump: «No podemos depender del humor del eventual presidente de EEUU»

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell le respondió al expresidente estadounidense, quien había dicho que, en caso de ser reelecto, su país no defendería a los miembros de la alianza militar atrasados con sus pagos.


Por: Redacción Central

Foto: AFP

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, advirtió hoy que la OTAN no puede ser una alianza «a la carta» y depender del humor del presidente de Estados Unidos, en respuesta a declaraciones de Donald Trump sobre los países en mora con sus aportes al bloque militar. «¡Seamos serios! La OTAN no puede ser una alianza ‘a la carta'», dijo el diplomático español antes de ingresar a una reunión de ministros de Cooperación y Desarrollo de la UE en Bruselas.

En opinión de Borrell la OTAN «no puede ser una alianza militar que funcione dependiendo del humor del presidente de Estados Unidos». La OTAN «existe o no existe, pero no voy a perder el tiempo comentando cualquier idea tonta que surja durante esta campaña en Estados Unidos», acotó, según declaraciones recogidas por las agencias AFP y Sputnik.

El sábado, el expresidente estadounidense y nuevamente aspirante a la Casa Blanca provocó una conmoción al afirmar que, en caso de que resulte electo nuevamente, no defendería a los países de la alianza militar que estén atrasados con sus pagos. Trump fue todavía más allá y aseveró que incluso alentaría a Rusia a atacar a esos países.

Roces con la OTAN

En su discurso durante un mitin de campaña, Trump mencionó una conversación con un gobernante de la OTAN, sin precisar quién. «Uno de los presidentes de un gran país se levantó y dijo: ‘si no pagamos y Rusia nos ataca ¿Nos protegerá?», contó el magnate. Según relató, su respuesta fue: «No, no los protegería, de hecho animaría (a Rusia) a hacer lo que les dé la gana. Deben pagar sus deudas».

Rusia no hizo comentarios sobre las declaraciones del aspirante a la presidencia estadounidense. «Sigo siendo el secretario de prensa de (Vladimir) Putin, no de Trump», se limitó a decir el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, según la agencia de noticias TASS.

Trump hizo los comentarios ante sus seguidores en Carolina del Sur, donde serán las siguientes primarias republicanas el 24 de este mes -fecha en que se cumplirán dos años de la guerra en Ucrania- y en las que espera asestarle un golpe terminal a su contrincante Nikki Haley, exgobernadora de ese estado.

La Casa Blanca rechazó las declaraciones del republicano de inmediato. «Alentar invasiones de nuestros más cercanos aliados por parte de regímenes asesinos es espantoso y desquiciado», fue la reacción de la Casa Blanca por medio de su vocero Andrew Bates. «Más que hacer llamados a la guerra y promover el caos, el presidente (Joe) Biden seguirá apoyando el liderazgo estadounidense», agregó.

Por su parte, el secretario general de la alianza de países del Atlántico norte, Jens Stoltenberg, afirmó que las declaraciones de Trump «socavan la seguridad de todos». «Cualquier sugerencia de que los aliados no se defenderán entre sí socava la seguridad de todos, incluida la de Estados Unidos, y expone a los soldados estadounidenses y europeos a un riesgo mayor», subrayó Stoltenberg en un comunicado

Trump, también contra los migrantes

Además de su exabrupto respecto del accionar de la OTAN, el expresidente estadounidense y precandidato presidencial por el Partido Republicano había festejado el fracaso de un proyecto de ley, al que se oponía, que buscaba abordar la crisis abierta en la frontera con México por la llegada de un aluvión de migrantes a Estados Unidos. En un acto de campaña en el estado de Carolina del Sur, Trump aseguró que habrá una masiva «operación de deportación» de migrantes desde su primer día en el cargo si logra retornar a la Casa Blanca.

El abandono del proyecto bipartidista la semana pasada en el Senado estadounidense puso de relieve el férreo control de Trump sobre el bloque republicano, cuya oposición negó al presidente demócrata Joe Biden una victoria en el candente tema de la inmigración en un año electoral decisivo.

Trump, que es el favorito de los republicanos y muy probable rival de Biden en las elecciones presidenciales del 5 de noviembre, presionó a los legisladores republicanos en el Congreso a hundir un proyecto de ley que incluía ayuda para Ucrania e Israel, que ahora será tratado por separado.

«Aplastamos el desastroso proyecto de ley de fronteras abiertas del corrupto Joe Biden», declaró Trump en aquel acto de campaña. «El primer día acabaré con todas las políticas de fronteras abiertas de la administración Biden e iniciaremos la mayor operación de deportación nacional en la historia de Estados Unidos. No tenemos opción», dijo.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias