sábado 22 de junio de 2024 - Edición Nº2026

Internacionales | 4 jun 2024

México; Los desafíos para la nueva president

México: el aplastante triunfo Sheinbaum y los desafíos de la Cuarta Transformación

Antony Blinken es un leal ciudadano de Estados Unidos y disciplinado servidor del gobierno de Joe Biden. En mayo estuvo en Kiev y allí mostró sus condiciones de guitarrista y cantante de Rock mientras reafirmaba el apoyo de Estados Unidos a Volodimir Zelensky y su gobierno


Por: César Verduga Vélez. Ex ministro de Gobierno de Ecuador y consultor. Desde México.

Foto: CLAUDIO CRUZ / AFP

Antony Blinken es un leal ciudadano de Estados Unidos y disciplinado servidor del gobierno de Joe Biden. En mayo estuvo en Kiev y allí mostró sus condiciones de guitarrista y cantante de Rock mientras reafirmaba el apoyo de Estados Unidos a Volodimir Zelensky y su gobierno, que el 20 de ese mes expiró en sus funciones constitucionales y no ha convocado a elecciones porque la guerra que pierde diariamente con Rusia le permite, según su lógica de poder, prorrogarse al frente de un gobierno corrupto, militar , económica y socialmente fracasado.

El agradable clima que el Blinken rockero mostró en Kiev es contrastante con el tortuoso ambiente de derrota que tienen los resultados de la guerra que la OTAN escenifica en suelo ucraniano, donde solo acumula batallas perdidas ante el ejército ruso. Es igual al fracaso de la ambivalente política de Estados Unidos en el Oriente Medio desde Afganistán hasta Israel y Gaza.

Y ahora agrega un nuevo fracaso en las elecciones celebradas en México. Porque USAID mantuvo millonarios apoyos a la organización “mexicanos contra la corrupción”, que preside el multimillonario Claudio X Gonzales, feroz opositor del gobierno de Andrés Manuel López Obrador . Blinken, en el senado de su país, salió en defensa de Vulcan Materials, una empresa norteamericana responsable de un prolongado ecocidio en el Caribe mexicano que el gobierno de AMLO y la triunfante MORENA están dispuestos a terminar.

Foto: @lopezobrador_

Las elecciones mexicanas este 2 de Junio han sido sorprendentemente estables en su génesis, desarrollo y resultados. Siempre Claudia Sheinbaum estuvo primera en las encuestas, prevaleciendo sobre una gigantesca maquinaria de falsedades mediáticas que la derecha mexicana y mundial puso a funcionar en estos meses de precampaña y campaña electoral. Y que será objeto de estudio para la ciencia política y el marketing electoral  mexicano e internacional.

Hipocresía, miedo, desesperación, cobardía, maldad, mentira, cinismo y manipulación son algunos de los rasgos de la colorida franja de pulsiones psicológicas que la candidata opositora y sus voceros exhibieron en estos meses. Maquiavelo, Goebbels y Cantinflas estuvieron presentes en las partituras de la derrotada candidata Xochill Gálvez.

En tres debates organizados por el Instituto Nacional Electoral(INE) y transmitidos por todos los medios privados y públicos se abordaron una amplia gama de temas. Crecimiento económico, inflación y empleo, infraestructura y  desarrollo, pobreza y desigualdad, cambio climático y desarrollo sustentable en el primer debate. Salud, educación, combate a la corrupción, transparencia, no discriminación y grupos vulnerables, violencia contra las mujeres, en el segundo. Inseguridad y crimen organizado, migración y política exterior, democracia, pluralismo y división de poderes, en el tercer y último debate.

En los tres sucesos hubo post debates transmitidos por los más diversos medios en los cuales cada conglomerado político reafirmó sus posiciones debatidas y las casas encuestadoras también se hicieron presentes declarando siempre a Claudia Sheinbaum como ganadora de los debates.

Foto: AFP

En el tema de inseguridad y crimen organizado, asunto sentido por la sociedad, y en la cuestión de democracia y pluralismo, impuesto por la falsa narrativa de la oposición que argumentaba que están en riesgo, la candidata Gálvez quiso usar al filósofo político Maquiavelo y al nazi Goebbels. Maquiavelo consideraba la mentira necesaria y Goebbels afirmaba que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad. Sin embargo, Gálvez terminó diciendo “cantinfladas” que  menoscabaron su candidatura y no al genial Mario Moreno.

Todos contemplamos en televisión a la derrotada Gálvez, exhibiendo un libro de Anabel Hernández, quien afirma supuestas complicidades de AMLO con el crimen organizado sin ninguna prueba. Ese es un libro editado, publicado y difundido con absoluta libertad y pluralismo en el México que preside AMLO y sobre el cual la cantinflesca candidata expositora afirmó que no hay libertad, democracia y pluralismo. Y, simultáneamente, defendió a Genaro García Luna, preso  por narcotraficante en Estados Unidos, país donde vivía como millonario después de ejercer la jefatura de seguridad del panista presidente Felipe Calderón.

La intención manipuladora de Gálvez se hizo presente en los debates cuando pretendió hacer de una falda con la virgen de Guadalupe, que usó Sheinbaum, una acusación de la no religiosidad de la presidenta electa  en un estado centenariamente laico.

Violando la veda electoral y las leyes mexicanas, que prohíben a los sacerdotes intervenir en política en estados como Guanajuato y otros, hubo expresiones publicitadas en palabras de curas y letreros colgados en las puertas de las iglesias pidiendo votar contra MORENA y Sheinbaum. Sin embargo el laicismo en México es conciencia nacional y la sociedad los ha rechazado en las urnas.

El cinismo de la alianza opositora fue demostrado con la oposición panista en el legislativo a la legalización de los subsidios a sectores vulnerables y la voltereta risible de la candidata Gálvez cuando se mostró defensora de esos subsidios y hasta prometió aumentarlos.

También cuando sus voceros declararon que una victoria de un dígito hasta 9% debería generar una negación del triunfo de MORENA , olvidando que en México Felipe Calderón, en el 2006, ganó con  0,56% de diferencia la elección declarada legítima por las autoridades y cuestionada públicamente por el candidato priista Roberto Madrazo, quien aseguró en una entrevista pública, que en sus actas ganaba AMLO y que eso se habría ratificado si el INE contaba los votos acta por acta, casilla por casilla, como exigió AMLO.

La hipocresía, miedo y  desesperación de la derecha se develaron desde que el comando de campaña y la candidata adoptaron ilegalmente el color rosa del INE para pretender ocultar los colores de los tres partidos PAN, PRI Y PRD que representan el pasado de México, plagado de corrupción, autoritarismo, violencia, simbolizada por el caso de los estudiantes asesinados en Ayotzinapa y las mujeres violadas y asesinadas en ciudad Juárez, que durante varios años fueron noticia mundial. Al igual que la fallida guerra antinarco de Felipe Calderón, que dio origen a la famosa serie televisiva Rápido y Furioso.

La maldad apareció cuando un asesinato de dos hermanos menores de edad se produjo en Tabasco y la candidata panista pretendió explotar esa tragedia publicitariamente para convertir el dolor de sus familias en votos. También cuando sus partidarios y voceros, después de tratar infructuosamente que el candidato de Movimiento Ciudadano Álvarez Máynez renuncie a su candidatura y apoye a Gálvez, ante la desgraciada caída del templete en un acto de campaña en Monterrey, pretendieron acusar al candidato de ser responsable de esa tragedia y se mofaron de los muertos y heridos. Una vez más actuando como zopilotes hambrientos de carroña.

Después de las elecciones surgirán voces que pretendan decir que el pueblo mexicano es ignorante o carente de criterio y que vota por quienes lo someten a las cadenas de la falta de democracia, de la pobreza y la mediocridad.

Al respecto hay que leer indicadores y análisis de organismos serios y académicos responsables.

México es un estado laico hace más de un siglo y en él coexisten libremente todas las religiones, aunque la católica sea mayoritaria y la virgen de Guadalupe sea un mito fundacional de la nación.

México es la segunda economía de Latinoamérica y la doceava del mundo.

La escolaridad promedio de México es de 10 grados junto a los países de mayor nivel educativo de Sudamérica.

El índice de Desarrollo Humano que incluye variables económicas y sociales lo ubica en el puesto 68 considerado “el tercio alto” entre los más de 180  países que integran la ONU.

México tiene en 2024 un nivel de crecimiento de la economía de alrededor del 3%, una inflación de alrededor del 4%.

El país cuenta con más de 3.000 universidades y la UNAM siempre sale bien ubicada en el ranking de universidades en el mundo.

México tiene alrededor de 200 teatros y 200 agrupaciones orquestales, entre ellas decenas de sinfónicas y filarmónicas. Todos los años se celebran ferias del libro, algunas internacionalmente famosas como la de Guadalajara. Y anualmente tienen lugar numerosos festivales artísticos, entre ellos el Cervantino mundialmente famoso.

El cine en México es un arte de comunicación de masas que le ha significado al pueblo mexicano una forma de reafirmación de su identidad nacional y un mecanismo de influencia cultural de México en Iberoamérica y el mundo. México ha acompañado al cine desde el siglo XIX con los hermanos Lumiere y ha sido parte activa de su evolución desde el cine mudo hasta nuestros días. Varias de sus películas, directores y actores han recibido galardones internacionales.

Tres Premio Nobel son mexicanos. El diplomático Alfonso García Robles fue Nobel de la Paz. El escritor Octavio Paz de literatura. Y el científico José María Molina recibió el Nobel de Ciencias Químicas.

¿Cuáles son los desafíos que deberá enfrentar la nueva presidenta de México, laica, democrática, progresista y científica?

El primero y fundamental  es tener plena conciencia que con ella ha triunfado no un partido sino un proyecto de nación. Por ello tiene que profundizar el mayor logro del gobierno de AMLO que ha sido separar los intereses del poder económico y el poder político y disminuir la corrupción en todos los ámbitos de la vida social. Como ella declara: construir el segundo piso de la cuarta transformación.

El segundo es seguir avanzando en la equidad regional para que el Norte, el Centro y el Sur se desarrollen menos desigualmente como ocurrió muchos años hasta la construcción del tren Maya y las refinerías en el Sur.

Mejorar e innovar en materia de combate a la inseguridad y el  narcotráfico. Convirtiendo a ese fenómeno en parte de los compromisos del Tratado de América del Norte  para que los tres países combatan a los carteles mexicanos, estadounidenses y canadienses, terminando con la fake news de que Estados Unidos y Canadá no son también procreadores del monstruo de los carteles de la droga. Exigir comportamiento semejante a los países de Latinoamérica que tienen carteles propios y asociados con los  de América del Norte.

Profundizar y mejorar los logros de la cuarta transformación en políticas sociales, energéticas, de infraestructura, del trasporte como el tren maya y la línea z que une a  Veracruz con Oaxaca, de aeropuertos como el Felipe Ángeles y el de Tulum, y otras muchas obras públicas que se realizan en Ciudad de México, otras ciudades del país y multiplicar las obras públicas en el medio rural. La política exterior, que goza de prestigio internacional, está consagrada en la Constitución y basada en los principios de la carta de la ONU.

Y como científica que tiene la ecología entre sus especialidades, la nueva presidenta deberá prestar atención muy particular al tema del cambio climático y sus dramáticas consecuencias.

La cuarta transformación iniciada por AMLO es la expresión de la continuidad “aggiornada” de la revolución mexicana cuyos objetivos fueron constitucionalizados en 1917. Sus principios y objetivos están consignados en el “humanismo mexicano” que es la doctrina de MORENA y la cuarta transformación.  AMLO termina su período con 80% de aprobación según difunde GALLUP desde Washington.

Además, la presidenta Claudia Sheinbaum tendrá que enfrentar nuevos desafíos que surgen a diario en un mundo siempre cambiante.

Para ello es aconsejable que se apoye en el pensamiento de mexicanos universales como Alfonso Reyes, el intelectual humanista y diplomático de quien el gran Jorge Luis Borges dijo que era el mejor prosista de Iberoamérica. Reyes escribió: “La mejor manera de ser provechosamente nacional es ser generosamente universal”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias